Video: Monza se paralizó con otro espectacular accidente

Otra vez el automovilismo de alto rendimiento se estremeció por un accidente. Como ocurrió la semana pasada en Spa Francorchamps, cuando una colisión que causó la muerte del francés Anthoine Hubert obligó a cancelar la carrera de la F2, esta vez fue el autódromo de Monza el que temió por la vida de un piloto.

Fue en la prueba de clasificación de la F3, y luego de que el piloto australiano Alexander Peroni, de Campos Racing, se fuera de pista y volara por el aire luego de pisar un reductor de velocidad sobre la llamada «curva Parabólica». Ese elemento fue retirado para el resto de las competencias del fin de semana en el autódromo, incluidos los terceros ensayos libres del Gran Premio de Italia de Fórmula 1, programado para este domingo.

Pese a que las primeras imágenes daban para pensar lo peor, el piloto de 19 años abandonó el cockpit por sus propios medios y, por protocolo, fue revisado por los médicos del circuito.

Más tarde, y a través del perfil de Facebook del joven piloto, un comunicado llevó más tranquilidad. El texto indicaba que el piloto estaba en buenas condiciones y que se recuperaba de la conmoción provocada por el golpe y de una fractura vertebral. Ningún otro piloto de la categoría resultó lastimado.

Fuente: La Nación

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*