Vicentin dijo que hay coincidencias con el Gobierno santafesino, pero acusa “hostigamiento político”

La empresa cerealera Vicentin, que se encuentra actualmente concursada por un default superior a los 100.000 millones de pesos, sostuvo hoy que hay “muchas más coincidencias que discrepancias” con las autoridades de Santa Fe, pero consideró que existe un “hostigamiento político” para con la compañía.

“Las conversaciones mantenidas con representantes oficiales de la provincia de Santa Fe, a instancias del tribunal concursal, arrojaron muchas más coincidencias que discrepancias”, señaló el directorio de Vicentin en un comunicado.

Las autoridades de la empresa aclararon que “sí debe hablarse de criterios contrapuestos a propósito de cómo implementar los instrumentos jurídicos enderezados a materializar esas coincidencias”.

Ayer, representantes del gobierno santafesino y del directorio de Vicentin se reunieron en Reconquista a instancias del juez Civil y Comercial de la Segunda Nominación de esa localidad, Fabián Lorenzini, que lleva adelante el concurso, para continuar la negociación para la conformación del fideicomiso que busca darle continuidad a la operatoria de la agroexportadora.

Sin embargo, desde el Gobierno provincial aseguraron que no se llegó a un acuerdo para la conformación del fideicomiso debido a que la parte empresaria se negó a apartar al actual directorio.

La empresa también pretende que “las acciones sean resguardadas por el encargado de llevar el fideicomiso en carácter de administrador”, por lo que la provincia decidió dar por cerrada la negociación y esperar que el magistrado resuelva el planteo de intervención de la compañía.

La empresa aseguró que “el fideicomiso siempre se ofreció y se sigue ofreciendo, para su constitución inmediata”, pero que “los representantes provinciales peticionan una naturaleza distinta del mismo, que importa el desprendimiento de todo derecho de los accionistas respecto de su propiedad sobre el capital social de Vicentin“.

“Si se mira desapasionadamente este planteo, se aprecia fácilmente que equivaldría a consentir una expropiación sin precio indemnizatorio, con la única esperanza de rogar que las gestiones de los representantes oficiales efectivamente sean fructíferas”, remarcó el escrito.

Según la empresa, “los accionistas han hecho explícito su aquiescencia a poner sus acciones en garantía de un comportamiento constructivo, que borre toda duda de seriedad a las negociaciones que se entablen con acreedores y nuevos inversores.

“También anticipan que aceptarán dilución de su participación en el capital, sin poner precondiciones al respecto; los directores actuales sólo se quedarán en funciones hasta entregar el balance dispuesto por el tribunal”, destacó esta tarde la empresa en su escrito público.

Para Vicentin, este es “un enfático mensaje de construcción de consenso, en un contexto por demás desafiante desde lo social, desde la macroeconomía nacional y desde la propia posición de la concursada, que resulta objeto permanente de hostigamientos políticos que no contribuyen a ninguna solución, sino que agregan incertidumbre a todo esfuerzo de solución”.

Fuente: Télam