«Vas a reventar la remera»: la grave denuncia de discriminación contra un local de ropa

Una joven escrachó a un local de ropa del centro de calle 12, donde le quitaron una prenda porque creían que no le entraba. La chica aseguró que la indumentaria era talle único y llamó a la reflexión después de haber padecido ese episodio. La publicación se viralizó.

«Yo nunca hago estas cosas. Pero hoy me toco a mi vivir una situación de total repudio». Así arranca el descargo de Nahili Daiana Zapata, después de un episodio de discriminación en un local de ropa del centro de la ciudad de La Plata.  

Según publica el portal platense 0221.com.ar, la joven narró que el viernes pasado fue a un negocio, quiso probarse una remera y no la dejaron por miedo a que la «reviente». 

Según relató, sucedió en Toska, un comercio de venta de indumentaria femenina ubicado en 12 entre 56 y 57. Ahí eligió una prenda que solo estaba en «talle único» y la frenaron cuando se iba a ver cómo le quedaba. 

«Paso por el área de caja, le indicó a la señora que me la quiero probar. Cuando le digo de probarla, me la quita. Le mide las mangas y me dice ‘esto no te va a entrar‘», siguió la chica. Y continuó, con el momento más polémico: «La señora insiste en que es talle único y exclama que tiene miedo que yo REVIENTE LA REMERA (sic)». 

Nahili decidió no discutir pero sí exponer el tipo de maltrato que sufrió. En la extensa publicación en Facebook recibió cientos de comentarios, en los que se repetían denuncias similares, además de mensajes de apoyo. 

«Hoy en día ya superé muchos problemas alimenticios. Pero, ¿qué pasa si esto se lo plantean a una persona de menor estabilidad emocional? ¿Que pasa si hay alguien atravesando algún problema alimenticio y está señora decide expresar que se puede reventar una remera? ¿En serio? ¿Reventar?», reflexionó. 

Y cerró: «Comparto la publicación, a ver si de una vez por todas hacen tales reales y dejan de hacer tales únicos, o bien abran tiendas donde solo trabajen con talles únicos. Así uno de entrada ya sabe y va a otro lado donde sí tengan distintas tallas».

Desde 0221 se comunicaron con el comercio, que desmintió las acusaciones de la chica. «Es mentira, una difamación», fue la escueta respuesta de una empleada de Toska, que no quiso responder más preguntas.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*