Comienza una semana con pronóstico de chubascos, lluvias y tormentas, y además en época de vacaciones de invierno, en la que seguramente las familias tienen previsto alguna salida o paseo con chicos. Bajo este contexto, las solicitudes de viajes en las apps de movilidad suelen aumentar: los días de lluvia, la demanda de viajes con DiDi aumenta un 20% con respecto a los días sin lluvia. Además, en días lluviosos, las ganancias de conductores por hora suele aumentar un 12% (contemplando otros días donde no llovió). 

Consejos para pasajeros:

A continuación, las recomendaciones de la plataforma para viajar con apps de movilidad en días de lluvia:

  • Pedir el servicio con tiempo
  • Chequear la forma de pago antes de viajar: ¿efectivo o tarjeta?
  • Asegurarse de escribir bien la dirección de origen para evitar caminar bajo la lluvia para encontrarse con el conductor
  • Escribir al conductor para avisar si van a estar esperando en otro lugar para resguardarse de la lluvia 

Y si soy peatón o conductor… ¿Qué precauciones debo tomar?

Precauciones para peatones:

Cuando llueve las personas de a pie deben enfrentar riesgos mayores que aquellas que conducen un auto. Durante un aguacero o simplemente cuando el pavimento está mojado, los accidentes aumentan. Por eso, recomendamos tener en cuenta:

  • Los paraguas, abrigos y capuchas reducen la visibilidad. Es importante cruzar con extremo cuidado cerciorándose de que no haya vehículos cerca.
  • No correr si comienza a llover y no cruzar la calle cuando hay ríos de agua circulando, ya que no permiten ver si hay baches o alcantarillas destapadas. Es preferible esperar a que la lluvia cese en algún lugar seguro.
  • No cruzar entre los vehículos. La presencia de neblina y lluvia por la noche reduce la visibilidad. Utilizar ropa con colores visibles.
  • Reducir el uso del celular mientras se camina, especialmente al cruzar la calle.

Precauciones para conductores:

  • Tener especial cuidado con los peatones, ellos también tienen reducida la visibilidad, esquivan charcos y se apuran para intentar no mojarse demasiado y pueden sufrir patinadas y caídas.
  • Disminuir la velocidad, porque al bajar la velocidad aumentará la superficie de contacto-fricción de las ruedas con el suelo.
  • Tener en cuenta que con el pavimento mojado, se necesitará más distancia para frenar, por lo tanto, hay que aumentar la distancia entre vehículos.
  • Estar atentos ante la posibilidad del «aquaplaning» que se produce cuando hay agua en el camino, porque las ruedas pueden perder todo contacto con la superficie, y el vehículo se desliza sobre el agua. En esas condiciones cualquier toque en la dirección o una ráfaga de viento hace desviar al auto. En caso de hidroplaneo, soltar el pie del acelerador pero no apretar el freno para reducir la velocidad
  • Siempre encender las luces de posición y bajas para aumentar su visibilidad.
  • Ante el más mínimo indicio de lluvia o ante pavimento mojado, siempre hay que disminuir la velocidad. Aunque llueva poco, la calzada puede estar resbaladiza debido al polvo y aceites que se mezclan con el agua, y los neumáticos pierden adherencia. Se corre el peligro de patinar.
  • Estar muy atento a las señales de calzada resbaladiza que alertan sobre asfaltos problemáticos.
  • Siempre maniobrar y frenar con suavidad, y tomar más distancia de los vehículos que van adelante.
  • En caso de patinadas o giros en falso,  soltar el pie del acelerador y luego comenzar a acelerar muy suavemente. Nunca hay que pisar el freno.
  • Evitar hacer maniobras bruscas

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER