fbpx

Solo el 43% de bebes se alimenta de leche materna. Proponen nuevo etiquetado en leches de fórmula y venta en farmacias bajo receta médica

El consumo de leche de formula y otros preparados surgió como una opción minoritaria para un pequeño grupo de lactantes que, por diversas circunstancias no podían recibir lactancia materna. Pero debido a la falta de regulación se masificó y se extendió para todo el conjunto de lactantes generando un retroceso alarmante y peligroso de los niveles de lactancia a nivel mundial.

Aunque se realizan campañas para crear conciencia sobre la importancia de la lactancia materna y la recomendación de que sea exclusiva hasta los 6 meses de edad, las estadísticas muestran que solo el 43,7% de los/as lactantes se alimenta de este modo de manera exclusiva. En su reemplazo se utiliza leche en polvo y otros preparados.

Existe evidencia científica sobre la probabilidad de morir de un/a niño/a que no ha recibido lactancia materna que es 2,8 veces superior respecto a quien recibió. Asimismo, numerosos estudios realizados demuestran las ventajas de la lactancia materna tanto para la salud de el/la lactante (menos otitis, neumonías, diarreas, meningitis, alergias, entre otros, como para la salud de la persona gestante (reducción del riesgo de cáncer de mama, de ovario, osteoporosis, fractura de cadera, etc.), además de los aspectos psicosociales y de ahorro económico que se asocian a este proceso.

La diputada Nacional Jimena Lopez presentó un proyecto para que los productos sucedáneos de la leche materna lleven un etiquetado que especifique información nutricional; fechas de elaboración y vencimiento; instrucciones para su preparación y forma de conservación y almacenamiento, entre otros datos

La iniciativa también indica que los productos deberán contener de manera muy visible la siguiente inscripción:  “AVISO IMPORTANTE”,  “Este producto no reemplaza a la leche humana. La lactancia es la mejor protección para tu hijo/a. Se recomienda que la misma sea exclusiva hasta los 6 meses para continuar con la lactancia hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos saludables e inocuos”.

Y que además deberán incluir el teléfono 0800-222-1002 opción 7 del Ministerio de Salud el cual brinda de manera gratuita información y acompañamiento para sostener la lactancia.

Respecto a la Comercialización, el proyecto señala que las empresas que fabrican y/o comercializan sucedáneos de la leche materna y demás preparaciones alimentarias para niños y niñas deberán ajustar sus estrategias de comercialización a lo dispuesto por el Código de Sucedáneos de la Leche Materna, a la Ley de Lactancia Materna. Promoción y Concientización Pública (26.873), sus leyes reglamentarias y demás disposiciones afines.-

La implementación de distintas estrategias de publicidad, promoción y patrocinio de fórmulas infantiles genera consecuencias graves en términos de salud pública ya que alteran las visiones, valoraciones y prácticas de las personas que están directamente afectadas en la alimentación de los/as niños/as más pequeños/as y/o los/as que las acompañan, como son los miembros del equipo de salud, los cuerpos gestantes y la comunidad.

La iniciativa también establece que todos los sucedáneos de leche materna destinados al consumo de niños y niñas menores de seis meses de edad, solo se comercializarán en farmacias y con venta bajo receta.-

Y no podrán utilizar en las etiquetas de sus envases: fotografías, diseños u otras representaciones gráficas que estimulen su compra. Los etiquetados de estos productos solo tendrán la información referida al producto y el aviso importante.

Según señaló la diputada Lopez: “El espíritu del presente proyecto es promover y proteger la lactancia a través de una leyenda en la etiqueta de los sucedáneos y también que dichos productos puedan ser adquiridos solamente en farmacias y por prescripción de un profesional de salud competente”