fbpx

Puesta en valor del Teatro Opera de La Plata

La sala se renueva y se impone como un espacio cuidado y necesario para el encuentro de la cultura platense.

Hace 8 meses el mundo se puso en pausa. Todos los teatros del mundo estuvieron cerrados por primera vez en la historia, todos a la vez.

Un daño irreparable a la cultura, al trabajo y a los sueños. 

Una herida latente y dolorosa les recuerda a los hacedores de la cultura que siguen con vida y es momento de volver a encender la luz y empezar a sanar.

El Teatro Opera es parte del patrimonio cultural activo de la ciudad de la Ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires, epicentro de la República Argentina. Desde hace más de 70 años es sede de los más importantes eventos culturales: fue sala de teatro, cine, galería de arte, sala de conciertos, una gran casa de la cultura dispuesta a ser habitada por el arte en todas sus formas.

A finales del año pasado la productora a cargo de la Dirección del Teatro había proyectado una ambiciosa obra de reacondicionamiento edilicio y puesta en valor de La Sala, que se vio postergada con la extensión de la cuarentena a nivel nacional, a causa del COVID 19. Sin embargo, cuando las excepciones permitieron volver a ponerse en marcha, se retomó ese gran sueño que parecía truncado.

Desde el mes de septiembre se están realizando tareas de refacción y acondicionamiento, se desmontó la cenefa existente para recuperar la fachada original del histórico edificio y se están realizando trabajos de pintura interior y exterior, dentro del plan de puesta en valor del Teatro, que además incluye, acondicionamiento de los camarines, accesos para personas con movilidad reducida y señalética en braille y un profundo trabajo de investigación y divulgación histórica, como parte de la recuperación del patrimonio cultural y rediseño de su imagen gráfica.En los próximos días habrá novedades sobre la agenda de actividades que El Opera está programando para abrir sus puertas a la comunidad platense,  buscando ser ese encuentro necesario entre la gente y la cultura, un espacio cuidado para volver a encontrarnos.