espert

El economista y diputado nacional por Avanza Libertad, José Luis Espert, solicitó limitar la natalidad en los hogares pobres de la Argentina, para evitar que el país se convierta en una «gigantesca villa miseria», y el líder de la organización social Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez, salió a cruzarlo.

Menéndez, que también se desempeña como subsecretario de Políticas de Integración y Formación en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, calificó como «una basura humana» a Espert, después de las declaraciones del legislador liberal, que también se mostró partidario de restringir la cantidad de asignaciones universales por hijo (AUH) que paga el Estado.

«Uno no puede dar una AUH por cada hijo: hasta dos hijos te damos AUH, más no. No puede ser que uno esté subsidiando el aumento de la pobreza», sostuvo Espert, que en una entrevista concedida al portal Infobae agregó: «La tasa de crecimiento de la población en hogares marginales es de cuatro y cinco veces superior a la de la población de clase media y media alta».

«Esto significa que, si no se pone un límite a la natalidad en los hogares pobres, Argentina va a ser una gigantesca villa miseria en los próximos años», resaltó. «Una parte de la gente pobre quiere tener hijos para cobrar el plan, pero otra parte tiene hijos porque no sabe cuidarse, no tiene control de natalidad», añadió.

Tras los comentarios de Espert, Menéndez salió al cruce del diputado liberal, a quien calificó como una «basura humana». «Yo creo que el Congreso debería tomar cartas en el asunto y ver algún tipo mecanismo de señalamiento para este tipo de declaraciones que están al borde de la ruptura de la convivencia democrática», consideró el funcionario nacional.

«Espert es una basura humana. Para todo hay un límite. La política se trata de construir una sociedad mejor y cuando se destila el odio hacia los sectores más humildes se rompen todos los lazos sociales. Es muy grave que alguien que es una persona pública de manera tan irresponsable haga semejante declaración», subrayó el líder de Somos Barrio de Pie.

Para el diputado nacional y posible candidato a presidente en las elecciones de 2023, «la persona que recibe un plan social es una víctima del sistema y hay que ayudarla. Pero a las organizaciones sociales, cero peso».

«Se está dinamitando la cultura del trabajo. Se pasó de, ´Mi hijo el doctor´ a, ´Mi hijo el empleado público´. Ahora vamos a, ´Mi hijo el piquetero o el beneficiario de un plan, el planero´», insistió el economista.

Finalmente, manifestó: «Piquetero que corta la calle tiene que ir preso. La calle está para que la gente circule, no para que sea cortada por cualquier pelagato».

Fuente: NA

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER