Un desastre ocurrió en una vivienda del barrio Eucaliptos, de Los Polvorines, con la explosión de una garrafa a causa de una pérdida de gas y provocando la destrucción de la casa.

El propietario, de 30 años de edad, arribó a la casa junto a sus cinco hijos y al sentir un fuerte olor a gas descubrió que la manguera de la garrafa estaba desconectada de la cocina.

Cuando intentó reconectarla, uno de los pequeños encendió la luz y provocó la explosión.

«La manguera estaba colgando. No sabemos si fue el perro o el gato que desconectaron la garrafa», comentó Javier, tío de los chicos.

En consecuencia, además de los daños materiales sobre la vivienda, el padre y los menores resultaron con heridas y fueron trasladados a diferentes hospitales por quemaduras en el cuerpo.

El padre de los pequeños presenta presenta el 63 por ciento de su cuerpo quemado, mientras que la más grave es Alma, de 10 años, con el 80 por ciento del cuerpo afectado.

La madre de los menores estaba trabajando en el momento de la explosión y al ser informada de lo sucedido se dirigió a visitar a su familia.

El tío y allegados a la familia dejaron un número de celular (11-5664-5495) para quien pueda colaborar en la reconstrucción de la vivienda.

Fuente: Diario Popular

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER