Pichetto auguró un balotaje e insistió en aumentar los fiscales

El senador nacional y candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, aseguró este lunes que en caso de una derrota el 27 de octubre se irá a su «casa», aunque expresó su confianza en que Juntos por el Cambio mejorará «notablemente» su performance en las urnas y «podrá dar la discusión del balotaje«.

En este punto, consideró «elemental», de cara a los próximos comicios, «acentuar los controles y fiscalizaciones» en las mesas electorales, sobre todo en distritos como la provincia de Buenos Aires.

En declaraciones formuladas a la radio La Red, Pichetto dijo que su lectura «no es» que haya habido «fraude» en las PASO pero sí «ligerezas y subestimación» de las garantías que requería el proceso electoral, cuya organización recaía en los gobiernos provinciales.

De hecho, consideró que «hay 4 ó 5 puntos» en el resultado de las PASO «que se explican por esa falta de control por parte de Juntos por el Cambio» en las mesas electorales.

«No es para flagelar ni echar culpas, pero si no acentuamos los controles y las fiscalizaciones, podemos tener dificultades de nuevo«, postuló Pichetto, quien remarcó que «nadie quiere reconocer del todo esto porque implicaría tener que asumir responsabilidades» y sostuvo que, en las PASO, «hubo muchas actas en cero».

En este punto, dijo que «la tarea de alguien que está en el gobierno es controlar, con lo cual tuvo que haber habido un control estricto para que no hubiera ninguna duda» del resultado.

«No es la culpa de la gobernadora sino de quienes organizan los comicios», sostuvo Pichetto, deslindando así de responsabilidad directa a la gobernadora María Eugenia Vidal y apuntando a la estructura partidaria en la provincia de Buenos Aires.

Su diagnóstico, en este sentido, fue que hubo «una subestimación de Juntos por el Cambio del proceso electoral», lo que se tradujo, a criterio de Pichetto, en «falta de controles en mesas muy importantes de la provincia de Buenos Aires y de algunos distritos del país», entre los que mencionó a la ciudad de Rosario, en Santa Fe.

En tanto, en declaraciones formuladas luego a Radio Mitre, Pichetto confirmó que la idea es que el acto de cierre de las recorridas que, junto al presidente Mauricio Macri realiza por estos días por distintos puntos del país, sea en la Ciudad de Buenos Aires, en una convocatoria que se hará al Obelisco.

«La idea es cerrar en un acto parecido al de Barrancas (del sábado último) pero en el Obelisco. Es un desafío importante y, de lo que se trata es de tener una relación directa con la gente. La campaña de las primarias fue más endogámica, dirigida más hacia los más fieles y los propios funcionarios, y esto es una salida hacia afuera en el mano a mano con la gente«, postuló el candidato a vicepresidente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*