Película sin ángel: 'Los Ángeles de Charlie' y el fracaso de la agenda feminista en Hollywood

A quienes vayan a ver «Los Ángeles de Charlie» a partir de este jueves, cabe hacerles una aclaración por si la película les gusta: no va a tener una secuela.

Por supuesto, esto obedece a razones estrictamente comerciales, dado que la cinta ya fracasó en la taquilla de su país de origen, recaudando apenas 8 millones de dólares en el fin de semana de estreno, contra un presupuesto de 48 millones.

En un típico caso de ejecutivos necesitados de un nuevo producto rápido, accesible y seguro, el estudio realizó la previsible movida de tomar una franquicia conocida y otrora exitosa y tratar de adaptarla a los gustos modernos.

Y a primera vista, podía parecer una buena idea. Desde la perspectiva de los focus group, «Los ángeles de Charlie» conjuga lo vintage, lo nostálgico, pero también la belleza, la acción estilizada y el feminismo, tan en boga en estos tiempos.

Pero con un análisis más detallado en cuanto a cultura pop se refiere, era evidente que el proyecto naufragaría. La serie original de «Los Ángeles de Charlie» aún es recordada como un gran fenómeno televisivo, pero eso fue en los años 70 y su éxito siempre estuvo muy arraigado al momento histórico y cultural en el que surgió. Si bien presentaba personajes femeninos «empoderados», lo hacía siempre desde el sex appeal de las protagonistas, con la intención de captar tanto televidentes femeninos como masculinos.

Y es que lo cierto es que, más allá del carisma y la belleza del trío protagonista, la serie no era muy buena. No por nada, su popularidad se enfrió luego de dos temporadas, y aunque se mantuvo en la pantalla por tres años más, los ratings fueron en picada.

Las ideas sobre el feminismo han cambiado radicalmente desde esos años, por lo que una actualización resultaba imprescindible para relanzar la franquicia para el público actual. Y aquí es donde se da la paradoja que neutraliza el desempeño de este film: aquellos que conocían y disfrutaban del show original, lo veían por los elementos que los revisionistas actuales no consideran aceptables. Por lo tanto, se pierde al público de la serie. Por otro lado, las audiencias jóvenes ignoran tanto el show de los 70 como las remakes de los 2000, lo que hace que esta «conocida franquicia» no atraiga ni a propios ni a extraños.

En un mercado dominado por Disney y sus populares sagas (que incluyen no sólo sus películas, sino también las de Marvel y Star Wars), el resto de los estudios se desespera por competir con cualquier título medianamente reconocido. Es el caso de “Los Ángeles de Charlie”. Nadie pidió por una resurrección de esos personajes. Los ejecutivos simplemente concibieron una fórmula “nombre conocido + feminismo actual = Éxito” y pensaron que funcionaría.

Pues bien, no funcionó. Al público presente no pudo importarle menos la idea de un escuadrón de agentes secretos femeninos. La popularidad de su actriz principal, Kristen Stewart, tampoco arrastró gente al cine, ya que hace rato que viene en caída. Concretamente, desde el final de la saga Twilight, siete años atrás.

Para peor, la directora del film, la también actriz Elizabeth Banks, abrió el paraguas de la peor forma ante la sospecha de que su obra iba a fracasar e intentó responsabilizar a la audiencia masculina del resultado, acusándola de machista.

“Esta película tiene que ganar dinero. Si esta película no gana dinero, reforzará un estereotipo en Hollywood de que los hombres no van a ver a las mujeres en películas de acción. Necesitamos más voces de mujeres apoyadas con dinero porque eso es el poder. El poder está en el dinero«, afirmó sin vueltas la directora.

“Es injusto para las mujeres porque los mejores papeles suelen estar en películas pequeñas, pero no se gana dinero. Está bien querer ganar dinero”, insistió Banks, dejando en claro que su foco está en el comercio y no en ninguna clase de mérito artístico.

Los comentarios de la directora no han pasado desapercibidos en las redes sociales, y muchos usuarios respondieron que si la cinta no funcionó fue debido a que nadie estaba interesado en verla y no en una actitud machista del público, dado que, como resaltaron algunos, las mujeres tampoco compraron entradas para el film.

Al parecer, los intentos de la industria de capitalizar el movimiento feminista, especialmente desde el #MeToo que sacudió a todo Hollywood, no hacen más que naufragar. Por lo pronto, Elizabeth Banks ya tiene el ojo puesto en una nueva película con una protagonista femenina que nadie va a ver… literalmente. La directora se hará cargo de “La Mujer Invisible”.

1 Comment

  1. La pelicula es mala,no tiene nada interesante que uno diga uh que bueno esta eso,en cambio si la pelicula de los angeles de charlie del año 2000 de cameron diaz,lucy liu y drew barrymore lo tenia todo accion ,comedia y sobre todo la esencia de la serie de los 70 y lo que mas destaco fueron los efectos especiales con las exelentes escenas de accion cosa que en los angeles de charlie 2019 carese de todo eso,por eso fracaso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*