Obras de arte y ‘souvenirs’ de revistas, el destino del Muro de Berlín en Argentina

“Apenas unos pocos días después de la caída del Muro ya había ofertas del extranjero e interés manifiesto en comprarlo, al menos los segmentos pintados”, le dijo a BBC Mundo la lingüista e historiadora Anna Kaminsky, autora del libro “Dónde están los restos del Muro de Berlín”

Durante 28 años, 43 kilómetros de cemento dividieron en dos la ciudad de Berlín. Pero durante la helada noche del 9 de noviembre de 1989, la “Roma del siglo XX” -como llamaban a algunos a la capital de Alemania- vivió una fiesta: tras el anuncio del vocero del gobierno de Alemania Oriental, Guenter Schabowski, quien por error dijo que los viajes al exterior serían permitidos con efecto inmediato, el muro cayó para siempre.

La orden acordada era que los permisos se autorizarían a partir del día siguiente, el 10 de noviembre. Pero el lapsus lingüe del vocero fue aprovechado por miles de personas que, con mazas y martillos, comenzaron a derribar aquella muralla.

Parte del muro en Buenos Aires.

Pasada la euforia de aquella noche, la emblemática división de concreto de 200.000 toneladas comenzó a ser desmantelada. Pedazo a pedazo, los cuales serian vendidos.

de acuerdo a los registros de la Fundación, hay 241 porciones de la antigua pared en 146 lugares del mundo, 57 de ellos en Estados Unidos.

Y de ellos, hay también en siete países de América Latina: Uruguay, Argentina, Chile, Guatemala, Costa Rica y México.

¿Y qué pasó con el resto? Aún se conservan algunos sectores en Berlín, a modo de monumento, como el segmento de 80 metros ubicado frente al edificio que sirvió como oficina de la Gestapo.

Pero gran parte se destruyó y fue utilizado para reparar tramos de autopistas en Alemania.

“Para mí fue una idea muy buena y conmovedora, que este Muro que fue construido para separar gente y que causó tanto sufrimiento, lágrimas y también muertes hoy esté uniendo personas entre el este y el oeste”, opinó la experta.

Cuando Jorge Fontevecchia, propietario de la editorial Perfil y del periódico del mismo nombre, escuchó la noticia sobre la caída del Muro en 1989 estaba a punto de lanzar la primera edición de la revista «Noticias».

Y pensó que era buena idea para promocionar su revista que cada uno de los lectores tuviera un pedazo del muro, como un símbolo de la «libertad de expresión».

«Me comuniqué con el embajador de la República Oriental de Alemania en Buenos Aires y le pregunté si era posible acceder a un pedazo de Muro. Él me respondió que iba a consultarlo con sus jefes», le contó Fontevecchia a BBC Mundo.

Los 20 metros del Muro de Berlín están en la entrada de la editorial Perfil, Buenos Aires.

A los pocos días recibió la respuesta: que el Muro no estaba a la venta, pero que con una donación que se destinaría a la construcción de una escuela podría llevarse todas las partes que quisiera.

Se entregó el dinero y, tras un complejo trabajo de logística, 20 metros del Muro llegaron a Buenos Aires varios meses después.

A los lectores les entregaron porciones de cemento con la revista a lo largo de un año. Y el resto de los ocho tramos actualmente adornan la entrada de la editorial Perfil en el barrio de Barracas, en el sur de la capital argentina.

«Creo que es la mayor extensión del Muro fuera de Alemania», señaló Fontevecchia. «Creo que el Muro de Berlín se ha convertido en un símbolo de cómo se puede luchar por la libertad de expresión. Fue muy importante en su momento».

«Sin embargo, aunque han cambiado cosas, cada era, cada régimen sigue encontrando herramientas para reprimir ese ejercicio de libertad. Y por eso es fundamental el periodismo», agregó el empresario de medios.

En Argentina también existe otro fragmento del Muro de Berlín ubicado en uno de los jardines del Palacio San Martín, donde funciona la Cancillería.

Fue donado por el Senado de Berlín -el órgano que gobierna la capital alemana- en 1999, cuando se conmemoraron los 10 años de la caída de la división entre las dos Alemanias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*