Matan a golpes y puntazos a una jubilada durante un robo en su casa de Campana

María Ofelia Cardozo, de 76 años, fue encontrada asesinada a golpes en la cabeza y con puntazos en el cuello en su casa de Campana, y los investigadores sospechan del hijo de una sobrina de la víctima.

El hallazgo se produjo ayer en una casa ubicada en la calle Cándido Cabrera al 200, en dicha ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires, donde residía la víctima, identificada por la Policía como María Ofelia Cardoso.

Según las fuentes, a la casa de Cardozo fueron algunos familiares, ya que hacía varios días que no respondía al teléfono. Rompieron la reja del frente y al entrar se encontraron con la dramática escena: la mujer estaba tirada en el piso, con golpes en la cabeza.

Asimismo, los familiares vieron que la habitación de la víctima era todo desorden, por lo que dieron aviso de inmediato a la Policía bajo la sospecha de que la mujer había sido asesinada en medio de un robo.

Los agentes llegaron al lugar y constataron el faltante de 12.000 pesos correspondientes a la jubilación de Cardozo, un televisor y un teléfono celular.

La fiscal Laura Brizuela, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Zárate-Campa, intervino en la causa y ordenó el traslado del cuerpo de la anciana a la morgue judicial para realizar la autopsia.

En tanto, los investigadores pudieron determinar que había sido forzada la puerta trasera de la propiedad de la víctima, informaron fuentes policiales.

A partir de las primeras averiguaciones obtenidas, la fiscal Brizuela dispuso un allanamiento de urgencia en el domicilio del hijo de una sobrina de la víctima, bajo la sospecha de que haber participado del crimen y de intentar vender posteriormente los elemento sustraídos.

Sin embargo, los policías no encontraron ninguno de los elementos de valor robados en su casa, por lo que no se ordenó su detención, aunque sigue siendo sospechoso del crimen.

Por su parte, el informe preliminar de la autopsia indicó que la anciana murió como consecuencia de múltiples de golpes y además tenía hundimiento de cráneo y puntazos alrededor del cuello.

A su vez, los forenses establecieron la data de muerte de Cardoso de entre tres a siete días, añadieron los voceros consultados.

Con este resultado, la fiscal Brizuela calificó legalmente la causa como homicidio criminis causa (matar para ocultar otro delito, en este caso el robo) y dispuso el relevamiento de cámaras privadas ubicadas en la zona, que no llegaron a captar a nadie que ingresara al domicilio de la anciana.

Fuente: Clarín