Los residentes de medicina pararon y marcharon en el centro porteño contra la nueva ley que regula su actividad

Residentes, concurrentes, profesionales de la salud, gremios y organizaciones sociales marcharon esta mañana en repudio a la represión de la policía de la Ciudad ocurrida ayer sobre quienes querían ingresar a la Legislatura porteña, donde tas el violento episodio se aprobó una ley que regula la actividad de los médicos residentes y concurrentes. 

La norma en cuestión consiguió la aprobación de la Legislatura en una sesión caldeada, que incluyó gritos e insultos dentro del recinto e incidentes en la puerta del Palacio que terminó con la utilización de la fuerza y gas pimienta por parte de la Policía para dispersar a los manifestantes.

Tras este grave episodio los médicos residentes y concurrentes porteños anunciaron un paro para hoy y una movilización hacia el Palacio legislativo y se concentraron «cerca de las 9 de la mañana en Callao y Corrientes», explicó en diálogo con Télam la residente Sasha Acerbo.

«Tuvimos una gran convocatoria dado que muchos sectores se solidarizaron con nosotros tras la represión que sufrimos ayer, también participaron de la marcha organizaciones sociales, políticas y estudiantes de medicina», explicó la joven.

Si bien estaba previsto llegar «a la Legislatura, cuando llegamos a la esquina vimos que había un fuerte dispositivo policial así que seguimos hasta avenida de Mayo, donde mantendremos una asamblea para definir cómo sigue nuestro plan de lucha». 

Entre los artículos que los residentes cuestionan -según sus voceros- está la «legalización de jornadas laborales extenuantes» y el «sostenimiento del régimen de concurrentes», es decir, médicos que cumplen las mismas tareas que los residentes pero sin remuneración.

Los profesionales, a través de un comunicado, alertaron de la puesta en práctica de «un régimen de formación de postgrado en servicio y contexto de trabajo para profesionales de reciente graduación», y exigieron que «se establezcan los mismos derechos y obligaciones que el conjunto de les trabajadores de la salud, siendo llamados como tal».

Asimismo, señalaron que la iniciativa oficial «cristaliza la explotación laboral de les residentes reconociendo la carga horaria mínima de 36 horas» semanales (6 horas semanales más que el resto de los profesionales), y la contemplación de un máximo de 64 horas «perpetúa un régimen laboral de explotación, muy por encima de cualquier convenio colectivo», concluyeron.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*