fbpx
Compartir

Fue, sin dudas, uno de los partidos más atrapantes del torneo. Gimnasia y Estudiantes empataron 4-4 en el Bosque en un clásico de La Plata que tuvo emociones a lo largo de los 90 minutos. Aunque repartieron puntos, las sonrisas quedaron del lado del Pincha, que estuvo dos goles abajo en el marcador y que logró igualar en el tramo final.

Una vez terminado el encuentro, los referentes de Estudiantes hicieron declaraciones bastante polémicas. Tanto Leandro Díaz como Mariano Andújar destacaron en sus palabras la suerte de “paternidad” que tiene su equipo sobre el clásico rival. El que terminó más enojado, y que descargó toda su bronca contra el público rival, fue el delantero, autor del gol del empate 4-4 para el Pincha, quien solo esbozó algunas palabras ante la prensa. “Estoy contento por el equipo. Primero, lo empatamos porque la gente paró de cantar cuando iban 4-2, porque son cagones. ¡Estos son cagones! Y segundo, porque somos Estudiantes”, disparó ante las cámaras, para luego irse a los vestuarios apurado.

“Me voy con sensaciones raras, pero siempre es bueno no perder los clásicos”, destacó por su parte el arquero y agregó que “el partido se hizo cuesta arriba y así y todo nos llevamos un punto muy valioso”. Respecto de la seguidilla positiva del Pincha ante el Lobo sostuvo que solo “son rachas y estadísticas”, aunque se mostró desafiante: “Mi hijo es la primera vez que ve que me hace un gol Gimnasia. Debe tener sensaciones nuevas, tiene 11 años”.

Fuente: Infobae

Compartir
Abrir chat
Hola 👋

Si querés recibir nuestras noticias, envianos un mensaje y te sumamos a nuestra lista de difusión.

Muchas gracias por informarte con bairesenlinea.com