fbpx

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, analiza por estas horas la posibilidad del regreso de las clases presenciales a partir del próximo lunes, ya que comenzaron a bajar los casos de contagios de coronavirus y el distrito podría salir de la zona de “alarma”. Así lo expresó el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, que señaló que en base a las estadísticas de este fin de semana se definirá si se autoriza el regreso a las aulas en la provincia.

“Si los números nos dan, pasaremos a una fase más distendida: si logramos estar debajo de los 500 casos cada 100.000 habitantes, podemos volver a tener presencialidad escolar, por supuesto con cuidados”, afirmó Gollan. En tanto, el gobernador brindará una conferencia de prense a las 16:00 en La Plata, para explicar las próximas restricciones a partir de mañana.

En declaraciones radiales, el ministro de Salud bonaerense indicó que la decisión se tomará durante el fin de semana, tras conocer los números de casos. “Si seguimos con este nivel de caída de casos nos estaría dando la posibilidad” de tener clases y de relajar algunas restricciones desde el lunes, subrayó Gollan. Explicó: “Según los indicadores del semáforo y la ocupación de UTI, venimos bien. Si seguimos así y los números nos dan, pasaremos a fases más distendidas”.

Axel Kicillof.

“Se estiran los horarios, pueden volver actividades al aire libre, puede volver algún aforo en el interior. No creo que el DNU salga muy diferente al proyecto de ley”, detalló Gollan, horas antes de que termine la vigencia del DNU actual.

Al ser consultado sobre las escuelas, el funcionario bonaerense señaló: “Podríamos volver a tener presencialidad escolar. Lo vamos a saber el domingo”. El ministro de la administración de Kicillof remarcó que las medidas de confinamiento estricto que se extendieron por nueve días “redujeron un 54% la circulación” y eso derivó en la baja de casos.

“Estamos con una caída interesante de la cantidad de casos, tenemos casi 2 mil promedio menos por día”, destacó, y agregó: “Vemos una distención de las camas de terapia intensiva. Los egresos suelen ser por óbitos pero ya no ingresa la misma cantidad de gente. La tendencia es que habrá cambios para mejor en algunos municipios. La situación va de peor para mejor, se ve significativamente en AMBA”.

Fuente: Noticias Argentinas