fbpx

La Matanza amaneció con un voraz incendio en una fábrica de aceite: al menos 100 evacuados

Un voraz incendio se desató en una fábrica de aceite en la calle Roque Sáenz Peña al 4945, en Villa Insuperable, La Matanza y después de dos horas de trabajo de al menos cinco dotaciones de bomberos, aún no se pudo controlar el fuego.

El incendio habría sido provocado por una explosión dentro de la aceitera. En principio, se cree que el incidente comenzó poco después de las cinco de la mañana y, según las primeras informaciones, hubo más de 100 personas evacuadas.

Hasta el momento no se realizó un parte oficial sobre la cantidad de heridos a causa del siniestro, pero sí se confirmó que un bombero que trabajaba en la zona se descompensó y tuvo que ser derivado a un hospital cercano a bordo de un patrullero, de acuerdo consignó Canal 13.

Uno de los instantes de mayor preocupación se vivió a las 7,14, cuando el techo de la fábrica cedió ante las llamas. Integrantes de la Policía Bonaerense y personal de bomberos voluntarios y Defensa Civil trabajan en la zona para determinar si hubo algún herido a causa de ese hecho.

En tanto, y mientras todavía ardía el pulmón de la manzana, los bomberos provocaron la expulsión de barriles de aceite por la puerta de entrada de la fábrica.

Recién poco después de las 8.15, las dotaciones de bomberos pudieron empezar a controlar el principal foco del fuego. Uno de los principales objetivos de los especialistas era evitar que se produjeran explosiones y que las llamas alcanzaran las fábricas aledañas.

Incluso, los bomberos comenzaron a realizar tareas en fábricas aledañas ante el temor de que haya un derrumbe en los techos. Las cámaras del canal de noticias Telefé captó el momento del derrumbe del techo de la fábrica de aceite y se trabaja en una fábrica aledaña de cerámica y una concesionaria, cuyas estructuras parecen haber sufrido daños muy graves.

El incendio en Villa Insuperable permitió recordar otro incidente similar ocurrido en una fábrica de pinturas de Loma Hermosa hace poco más de una semana.

La fábrica de pinturas SABA ubicada sobre la calle Churruca al 9400, entre Berlín y Madrid, se incendia y la columna de humo se puede ver a kilómetros del lugar.

El propietario de la fábrica, un hombre de 65 años, le dijo al sitio Oeste Noticias que al momento del incendio había dos empleados en el lugar, que sufrieron quemaduras y fueron trasladados al hospital en un vehículo particular.

Según trascendidos, un operario de la planta que se encontraba realizando maniobras con un clark, un elevador, habría derramado un recipiente de algún tipo de solvente, lo que habría iniciado luego el incendio que en pocos minutos tomó la fábrica por completo.

Asimismo, también se recuerda otro incendio desatado en una fábrica en Villa Martelli hace un mes. El 20 de noviembre, una planta de caños de polipropileno ardió durante un par de horas y provocó destrozos en la zona. En aquel episodio, se precisó del trabajo de nada menos que 10 dotaciones de bomberos para atacar al fuego.

El incidente se produjo poco después de las 6 de la mañana en una fábrica de caños ubicada en la calle Roca al 4600. Desde las primeras horas del día, varios vecinos de la localidad bonaerense empezaron a subir videos a las redes sociales. De acuerdo a algunos testigos, la columna de humo podía llegar a ser percibida incluso desde la avenida Gral. Paz.

Las llamas no sólo atacaron de manera directa a la propia fábrica de caños sino que también afectaron a una fábrica de kartings y a otra fábrica de tela que se encontraban en fincas contiguas a la del origen del incendio.

Las fuerzas de seguridad acordonaron y bloquearon la zona a unas cuatro cuadras a la redonda para que los especialistas puedan trabajar en las mejores condiciones posibles y para evitar cualquier riesgo para la vida de los civiles presentes en el lugar.

Al mismo tiempo, se solicitó la presencia de un arquitecto especializado para que se pueda determinar si existía algún riesgo de derrumbe en las casas de la propia manzana donde ocurrió el siniestro. De manera afortunada, no hubo que padecer ningún derrumbe en las semanas posteriores.

Fuente: Infobae