¡Histórico! Serena Williams rompió una marca legendaria en el US Open

Tras su victoria 7-5 6-3 por la primera ronda del US Open ante su compatriota Kristie Ahn, Serena Williams batió una nueva marca histórica.

En esta ocasión, alcanzó las 102 victorias en el Grand Slam de Flushing Meadows, para de esta manera batir el récord de 101 partidos ganados en la Era Abierta, que pertenecía a su compatriota Chris Evert. Ahora va por el registro de Margaret Court.

Serena Williams es considerada una de las mejores jugadores de la historia del tenis. Y no es para menos, es una máquina de romper récords. Esta vez, se convirtió en la jugadora con más victorias en la historia del US Open, un torneo que conoce como pocas, y que ganó en 7 ocasiones (1999, 2002, 2008, 2012, 2013 y 2014), tras vencer a Kristie Ahn y avanzar a la segunda ronda.

La menor de las hermanas Williams, también se impuso 6-2 6-4 en su duelo por la segunda ronda ante la rusa Margarita Gasparyan, quien previamente había elimininado a la puertorriqueña Mónica Puig, única latina que competía en el Grand Slam y avanzó a la tercera ronda. Mañana, se medirá con su compatriota Sloane Stephens en busca de avanzar a la cuarta ronda.

Pero hay otro récord que Serena persigue con ansias, los 24 Grand Slams de la australiana Margaret Court, la máxima ganadora de esta clase de torneos de la historia. A la actual número 8 del mundo le falta solo uno para alcanzarla, pero desde el Abierto de Australia de 2017 que no suma ninguno y, a sus 38 años, a medida que pasa el tiempo, las posibilidades decrecen. Williams cayó en las finales de 2018 y 2019 del US Open, ante Naomi Osaka y Bianca Andreescu respectivamente.

La leyenda de Serena Williams

Si bien convertirse en la máxima ganadora de Grand Slams de la historia sería la frutilla del postre para el final de su exitosa carrera, no hay dudas de que aunque esto no ocurra, Serena Williams es una leyenda del circuito femenino. Su excelente nivel tenístico a lo largo de más de 20 años y la enorme cantidad de gente que atrajo al tenis femenino, lo que le significó ser durante varios años la deportista que más dinero ganaba, además de su implacable lucha social, no cambiarán con un Grand Slam más.

Fuente: El Intra