La Fraternidad, el sindicato que agrupa a los maquinistas de trenes, no acató la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo y este martes realiza un paro de 24 horas en reclamo de un bono para jubilados y pensionados.

El gremio liderado por Omar Maturano ratificó la medida de fuerza pese a la intervención de la cartera laboral, por lo que miles de personas arrancaron la jornada con complicaciones para movilizarse hasta sus puestos de trabajo: las paradas de colectivos se veían colapsadas de gente ante la falta de servicio ferroviario.

El paro de transporte había sido convocado por la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT) para exigir un bono de 50 mil pesos para los jubilados y pensionados. Sin embargo, durante la noche del pasado lunes, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y disolvió gran parte de la medida de fuerza.

De todos modos, minutos después del anuncio oficial, La Fraternidad anticipó que igual llevaría adelante la huelga y hasta trascendió que Maturano «discutió» con la ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos.

«Se expone a la intervención y multas por violar la conciliación. Maturano asume un riesgo muy alto con el hecho de ratificar el paro, porque le van a mandar inspectores y le van a labrar multas», señalaron los voceros consultados por NA.

El destacado sindicalista criticó el accionar del Gobierno y recordó que el paro de 24 horas había sido anunciado «hace 20 días», por lo que consideró que la conciliación obligatoria «no corresponde».

«Nos dijeron que nos iban a aplicar una multa. Que la apliquen cuando la tengan que aplicar, pero La Fraternidad no acepta esta conciliación obligatoria y por eso desde las 00:00 no funciona ningún tren», subrayó Maturano en declaraciones a TN.

La seccional Oeste del Ferrocarril Sarmiento, liderada por Rubén «Pollo» Sobrero, también se sumó al desacato y no presta servicios.

En tanto, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) realizará una serie de medidas de fuerza a partir de este martes en el marco de los reclamos por la presunta presencia en la red de asbesto, una sustancia cancerígena en la red.

Los reclamos se iniciarán este martes en la línea D, en la cual habrá una apertura de accesos entre las 13 y las 14, y la paralización total del servicio entre las 14 y las 15. El viernes en la línea E se liberarán accesos entre las 13 y las 14, mientras que se paralizará el servicio entre las 14 y las 15.

Fuente: NA

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER