General Motors pagará el 60% del sueldo a sus empleados para evitar despidos

La empresa General Motors de la ciudad santafesina de Alvear y el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) acordaron el pago de entre el 60 y 70% del sueldo de sus trabajadores hasta fin de año para evitar despidos.

La empresa se vio afectada por la caída de la demanda brasileña y está en un régimen de suspensiones rotativas. Son 1.300 operarios los incluidos en el acuerdo que busca evitar entre 500 y 600 despidos.

“Se llegó a este acuerdo para evitar despidos; los números de la producción de vehículos no daban. Antes de que unos 600 trabajadores queden en la calle, preferimos este acuerdo”, dijo a agencias el secretario general del Smata seccional Rosario, Marcelo Barros.

Barros explicó que el acuerdo contempla “el pago del 70% de los sueldos hasta junio; 65% por los siguientes tres meses (julio, agosto y septiembre) y 60% de los salarios en el último trimestre de este año”.

El sindicalista comentó a agencias que desde hace dos años “veníamos con suspensiones rotativas de centenares de compañeros, cobrando el 70% del salario de bolsillo”.

“Ahora se llegó a ese porcentaje de sueldo, porque sobraban entre 500 y 600 trabajadores. Entonces, como acá todo es solidario, peleamos para que la gente siga dentro del sistema laboral”, destacó.

El dirigente sindical explicó que en General Motors “antes se fabricaban en dos turnos 35 vehículos por hora, con 3 mil personas, pero luego bajó en forma significativa la producción. Brasil pidió por ejemplo, 50 mil vehículos Cruze el año pasado, y luego apenas 25 mil”.

Tras apuntar además que “bajó la producción de autos de 28 a 15 por hora” en la planta de General Motors, dijo que “los números son claros: sobraban 500 trabajadores”.

“Por lo que entonces, llegamos a este acuerdo para que la gente siga trabajando y no quede en la calle”, remarcó el gremialista.

Barros añadió que “aún así, somos optimistas, porque sabemos que si mejora un poco la situación en el país en 2021 se producirán en la planta de General Motors dos vehículos de alta gama: Cruze y otro similar”, reveló.

Desde hace dos años la empresa y el gremio ya habían impulsado de manera consensuada un plan de suspensiones rotativas para evitar cesantías, con el pago parcial de salarios.

La planta venía de cerrar todo febrero y la primera semana de marzo, en base a un acuerdo de vacaciones coordinadas con todo el personal. Agotado ese período, debió renegociar el régimen de suspensiones rotativas.

Fuente: Infobae

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*