Garavano admitió que Macri podría haber cometido «incumplimientos en los deberes de funcionario público»

El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró este miércoles que no le asigna demasiada «importancia» a las denuncias penales contra el presidente Mauricio Macri y consideró que «en todo caso» estas acusaciones podrían tratarse de «incumplimientos en los deberes de funcionario público», pero no de hechos de corrupción.

El funcionario nacional señaló que, a su entender, las causas en las que está involucrado el jefe de Estado «no tienen demasiado sustento» legal.

Además, opinó que las cosas por las que se investiga al actual mandatario «no son hechos de corrupción».

«Muchas cuestiones son previas a la gestión presidencial, como el tema del Correo, o en su momento los Panamá Papers», recordó Garavano, al tiempo que resaltó que en estas causas no «existe un perjuicio económico a la administración pública».

«En todo caso puede haber un incumplimiento de los deberes de funcionario público o, eventualmente, un abuso de autoridad, pero no corrupción en términos de ‘me quedé con la plata del Estado'», precisó el ministro, en declaraciones a radio Futurock.

Por otra parte, Garavano volvió a cuestionar el uso de las prisiones preventivas por parte de los tribunales federales, aunque aclaró que «deben ser analizadas caso por caso» para ver cuáles estuvieron correctamente dictadas.

Entre otras cosas, remarcó que ésta «siempre tiene que ser la última opción» de los jueces y resaltó que el actual Gobierno propuso «regular» este mecanismo.

De esta manera, Garavano coincidió con las críticas que había hecho en el mismo sentido el candidato presidencial del Frente de Todos: «Esto lo dijo el propio Alberto Fernandez, que hay que analizar caso a caso, ya que no podemos caer en generalizaciones en las prisiones preventivas», precisó.

En este sentido, el funcionario destacó que los fallos «tienen una revisión de la Cámara de Apelaciones, otra de la Cámara de Casación Penal y, eventualmente, otra de la Corte Suprema de Justicia».

Garavano se expresó de esta manera al referirse puntualmente a la situación de Cristóbal López y Fabián De Sousa, empresarios del grupo Indalo que se encuentran detenidos por presunto fraude al Estado por la no liquidación de un impuesto a las naftas durante varios años.

Además, el titular de la cartera de Justicia lamentó que todavía siga «habiendo resistencia de algunos jueces en otorgar» la prisión domiciliaria a personas de más de 70 años o mujeres embarazadas, mecanismos que consideró «alternativos» y «más efectivos a la hora de la reinserción social».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*