Evo Morales llamó a nuevas elecciones en Bolivia, en medio de denuncias por fraude

Foto Twitter: @evoespueblo

En medio de las denuncias de fraude, Evo Morales decidió este domingo llamar a nuevas elecciones en Bolivia y renovar el Tribunal Supremo Electoral. Desde la oposición insisten con su renuncia.

Lo anunció el propio Morales en conferencia desde el hangar de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), ante la escalada de violencia en el país andino y minutos después de que la OEA pidiera repetir el proceso electoral por irregularidades.

«Escuchando a la Central Obrera Boliviana, el Pacto de Unidad y otros sectores sociales, he decidido renovar la totalidad de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y convocar a nuevas elecciones generales que, mediante el voto, permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades, incorporando a nuevos actores políticos«, indicó el mandatario.

Asimismo, adelantó que en las próximas horas la Asamblea Legislativa se reunirá con las fuerzas políticas para establecer los procedimientos de elección de los nuevos vocales del Tribunal Electoral. Todavía no precisó la fecha para los comicios.

Secundado por el vicepresidente Álvaro García Linera y representantes de movimientos sociales afines a su gobierno, Evo pidió también «bajar la tensión» de las protestas y movilizaciones. «Todos tenemos la obligación de pacificar Bolivia», aseguró desde la ciudad de El Alto.

Desde la oposición, si bien celebraron el llamado a repetir los comicios, reclamaron su renuncia. «Creemos que ésta es una decisión que debe tomar el presidente Morales, si le queda un ápice de patriotismo debería dar un paso al costado», aseguró Carlos Mesa, el candidato opositor. Y agregó: «Ni Morales ni su vicepresidente Álvaro García están en condiciones de presidir el proceso electoral».

Bolivia sufre una grave crisis desde la proclamación de Morales como presidente del país para un cuarto mandato consecutivo en las elecciones del 20 de octubre.

La oposición y movimientos cívicos denunciaron que hubo un fraude electoral, por lo que exigen la renuncia del mandatario y que no participe de los próximos comicios.

Las protestas desde el día después de los comicios han provocado al menos tres muertos en enfrentamientos entre partidarios y opositores al presidente, y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Durante las últimas horas, un gobernador y tres alcaldes oficialistas renunciaron a sus puestos, mientras que dos de los tres principales partidos opositores rechazaron participar de una mesa de diálogo convocada por Morales.

Este domingo, la OEA difundió un escrito en el que recomendaba anular la primera vuelta de los comicios presidenciales del 20 de octubre.

«La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente», había señalado el comunicado difundido por el titular de la OEA, Luis Almagro.

Fuente: Clarín

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*