Alumnos y familiares del colegio Bernardino Rivadavia del barrio porteño de Constitución realizaron una sentada frente al establecimiento para protestar contra la posible reincorporación de un profesor que había sido denunciado por abuso sexual en 2019.

La denuncia la había realizado una alumna de 17 años contra el profesor de historia y geografía del colegio. Según había denunciado la víctima, el hombre le tirado una birome al suelo y se la había hecho levantar adelante de él para poder mirarla. La adolescente había realizado la denuncia pero el profesor le mandó dos carta documento intimándola a que ratifique la acusación.

En ese entonces, el profesor fue separado de su cargo pero las autoridades del colegio no realizaron la denuncia penal sino que solamente le iniciaron un sumario administrativo.

Este lunes el acusado se presentó a trabajar y se retiró del colegio – ubicado en Av. San Juan al 1500- custodiado por la policía entre abucheos e insultos por parte de los alumnos y familiares.

Según denunció Graciela, madre de una amiga de la víctima y trabajadora del buffet del colegio, el profesor había amenazado también a la rectora y a la vicedirectora de la escuela: “’Aténganse a las consecuencias a partir del lunes’. Eso es una amenaza hacia la rectora y no lo podemos permitir».

«Hoy se sentó sínicamente en la sala de profesores a escuchar música, preguntándoles a los profesores si afuera estaban las cámaras. Solo, porque ninguno de los profesores lo acompañó. No puede estar en el aula delante de los alumnos, tiene otras denuncias», agregó.

«Celeste estuvo en crisis, bajó 15 kilos, su mamá tiene cáncer. No la podíamos sostener, terminó la secundaria acá el año pasado. Mantuvo la denuncia pero nunca se imaginó que iba a recibir dos cartas documento. Le agarró miedo, pánico, porque el profesor sabe su dirección, se tuvo que mudar», contó.

Fuente: Minuto Uno

Suscribite al Newsletter

Deja un comentario

Comentá esta nota