“Es un día importante para la Argentina”, dijo Alberto Fernández al anunciar el canje de la deuda

La Argentina está “otra vez de pie y en marcha”, afirmó hoy el presidente Alberto Fernández, al anunciar que con el canje se logró reestructurar un 99% de la deuda, y consideró que es “un día muy importante”.

“Nada de esto fue fácil, pero lo hicimos. Si hay algo que los argentinos sabemos es levantarnos cuando nos caemos. Estamos otra vez de pie y en marcha”, enfatizó el mandatario al encabezar un acto en el Museo del Bicentenario junto con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“La Argentina estaba en default”, sostuvo Fernández al iniciar su exposición luego de los detalles de la operación de canje informados por el ministro de Economía, Martín Guzmán.

El jefe de Estado dijo que tal como lo había prometido en la campaña preelectoral “la deuda no la van a pagar los que peor están, los que más necesitan” pero remarcó que el país tiene que “asumir la responsabilidad de lo que pasó y que no vuelva a pasar nunca más”.

“Tomemos conciencia de lo que significa entrar en el laberinto de la deuda”, subrayó, y señaló que “cuando hay que pagar obligaciones tenemos menos dinero para educar a nuestros hijos y para los hospitales”.

Dijo que “los jubilados siempre han sido la variable de ajuste al que nos condenó el endeudamiento”, pero destacó que “ahora la Argentina puede pensar en su futuro y en cómo construirse”.

“Ahora estamos pudiendo pensar en otra Argentina, una Argentina que puede empezar a pensar su futuro y en cómo construirse”, afirmó.

Pidió a la población asumir “lo que nos pasó y la responsabilidad de que no nos vuelva a pasar nunca más, porque ya salimos dos veces de ese laberinto y no volvamos a entrar nunca más”.

“Que un país se endeude quiere decir que los ministerios de Salud se cierran, que la ciencia y la tecnología pasan a un segundo plano, que 25 mil PyMEs se cierran. Cuando tenemos deuda y tenemos que pagar intereses y deuda eso significa que tenemos menos dinero para investigación, para tecnología, para educar a nuestros hijos”, alertó.

En cuanto a las gestiones para cerrar las negociaciones con los acreedores, Fernández agradeció especialmente al Papa Francisco y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

También mencionó a los mandatarios de Italia, Giuseppe Conte; de España, Pedro Sánchez; de Francia, Emmanuelle Macron, y de Alemania, Angela Merkel, porque “todos ellos estuvieron cuando los necesitamos en la negociación de esta deuda”.

Tras el canje, sostuvo que “el objetivo inmediato es la producción y el trabajo, son los dos conceptos que están en nuestra cabeza machacándonos incansablemente, es lo que más necesitamos ahora inversión, más producción y que se convoque a más trabajo”.

Fuente: Noticias Argentinas