fbpx

Enrique Iglesias en el Círculo de Legisladores de la Nación: “América Latina tiene destino” post pandemia

El Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Institucionales (IEERI) presidido por el diputado de la Nación (MC), Humberto Roggero, ha desarrollado durante los últimos meses diferentes charlas y conferencias con el apoyo del Círculo de Legisladores de la Nación que encabeza el diputado de la Nación (MC) Dr. Daniel A. Basile y las principales autoridades del Honorable Congreso de la Nación.

A través de la plataforma Zoom y YouTube se llevó a cabo el Webinar se llevó a cabo la conferencia “Proceso de Integración Regional” a cargo ex secretario general de la CEPAL, ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y asesor de la Unión Europea para América Latina, contador Enrique Iglesias.

Al inicio de su exposición agradeció la invitación del Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Institucionales (IEERI) y del Círculo de Legisladores de la Nación. “Para mí siempre es muy grato estar en comunicación con La Argentina porque me siento como en mi casa”, dijo Iglesias.

Iglesias comenzó su disertación hablando del cambio de época. “Este virus nos hizo notar que todos vivíamos en el mismo mundo. En tres meses la pandemia llegó a 190 países”.

“El Cambio de época o paz americana porque Estados Unidos fue líder económico y político, después de la segunda guerra mundial. Las transiciones de épocas siempre son tormentosas y muy duras. Entre la primer y segunda guerra mundial nos dejó 100 millones de muertes, crisis políticas, un holocausto y un cambio total en la conducción del mundo”, señaló Iglesias quien agregó “en los últimos 75 años tuvo tres motores importantes: la tecnología, la globalización y el multilateralismo. Estas fueron las vertientes por donde se desplazó el mundo en los últimos 70 años. Una revolución tecnológica que nos sorprende todos los días y que cambió la forma de producir, de relacionarnos, una globalización que demostró que el mundo es redondo y que abarcó en materia de comercio, inversiones y finanzas. Esta pandemia forma parte de la globalización. Por otro lado, el multilateralismo que es el que está en crisis y cada vez mayor y que comenzó a mezclar lo político con lo comercial y social, que dio lugar a la nueva época”.

Según Iglesias “este periodo que dejamos atrás ha sido el más fértil de la historia de la humanidad de todos los tiempos. Se logró la paz atómica, de 51 países pasamos a 193, la pobreza era del 40 % cuando termina la guerra, hoy es del 10 % donde claramente China contribuyó a este resultado. Está época nos dejó una mayor presencia en temas de derechos humanos y nunca hemos tenido tanta democracia en el mundo y nunca se había trabajado el tema del medio ambiente como un tema universal hasta el año 72. La población del mundo se multiplicó por tres y la producción por doce. Quedaron temas no resueltos, agudizados y profundizados, como la desigualdad. En lo financiero abrió un mundo en las sombras con evasiones fiscales de todo tipo”.

“La nueva época comienza por debilitar la paz americana. Se produce la aparición de la competencia de China buscando ser la primera potencia mundial que deja al mundo bipolar con Estados Unidos en la competencia de comercio internacional pero sobre todo en el campo de la reducción de la pobreza. Con esta pandemia comienzan aparecer nuevos sectores críticos como los medicamentos que entran en la nueva forma de proteccionismo de la época que estamos viviendo”, afirmó el ex titular del BID.

Para Iglesias no deja de ser sorprendente el impacto que ha traído esta pandemia “no sólo en lo sanitario sino también en lo económico. Nos agarró no preparados, informados pero no preparados para encontrar el elemento esencial como la vacuna o un antiviral para enfrentarla. Hay una crisis de oferta y demanda por cierres de empresas y falta de consumo. El comercio, el turismo, el deporte y la cultura se ven afectados como fuentes de empleos que se hace más aguda porque el término del problema no se está pudiendo determinar con precisión. Seguramente como todas las pandemias tendrán un final, el tema es ¿cuándo y cómo?”.

Iglesias resaltó “la reacción de organismos internacionales como el Fondo Monetario, bancos regionales, con actitudes positivas” acompañando esta situación de pandemia.

Al analizar el impacto que está causando la pandemia del Covid 19, Iglesias señaló “una mayor presencia del Estado. La pandemia nos lleva necesariamente a darle al Estado un valor importante. El multilateralismo sale herido de todo esto. La estructura del trabajo se vino de golpe, dejando a sectores sin fuentes de trabajo y a una edad en la que es difícil acomodarse. Esta transición violenta desde el punto de vista de los costos de la pandemia es una de las más graves. Tenemos que enfrentar la desocupación sin estar preparados o alertados por el proceso de cambio que se está dando en el mundo”.

Para Iglesias “estos son momentos de guerra. Hay una guerra contra un virus desconocido y la unión de posiciones en torno a ciertas políticas globales es absolutamente imprescindible. Nos lleva a acuerdos políticos en todos los países, acuerdos políticos con los sectores empresariales, sindicales y de la sociedad civil. Frente a esta guerra contra un virus tenemos que tener la capacidad de armonizar políticas con sustento de gobierno. Se hace imperativo enfrentar los momentos que vendrán”.

El Proceso Integración Regional

Frente a los impactos que está dejando esta pandemia, Iglesias señaló que “preocupa ante esta pandemia que la Región de América Latina está con un grado de desunión importante. Hoy no veo a América Latina integrada. Hemos tenido frustraciones en el Mercosur que nos dejaron un saldo amargo producidas por las crisis económicas de los países y por ser extremadamente ambiciosos de pensar que íbamos a hacer una integración al estilo de la europea. Hoy es el momento para darle un espacio a la cooperación regional con una agenda compartida que deba referirse a la ALADI”.

Cabe recordar que la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) es un organismo intergubernamental que promueve la expansión de la integración regional con la finalidad de asegurar el desarrollo económico y social. Se formó con el propósito reducir y eliminar gradualmente las trabas al comercio recíproco de sus países miembros.

Iglesias propuso incluir “la convergencia entre todos los países que nos permita con la realidad de cada uno de ellos con su problemas económicos que no deberían mantener la agenda que nos impida avanzar. En materia comercial América Latina ha sido muy importante, fue muy importante para el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Hemos perdido presencia y debemos trabajar para reincorporar a América latina en el mundo.

Propuso “una agenda abierta en todas las áreas binacionales, regionales y mundiales y al mismo tiempo seguir explorando las de convergencia que propone la ALADI podría ser una forma de mantener activos los acuerdos entre nuestros países. No debemos quedar embretados en las crisis de nuestros países. La agenda viva nos va a permitir fertilizar las soluciones a los problemas comunes que tenemos y un grado de unidad importante”.

Iglesias finalizó diciendo “América Latina tiene destino pero debemos ser pragmáticos con visiones más generales y no quedarnos solo mirando el Mercosur”.

La presentación de la disertación del contador Enrique Iglesias estuvo a cargo del presidente del Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Institucionales (IEERI) diputado de la Nación (MC), Humberto Roggero, quien señaló “su presencia jerarquiza a nuestra institución. Es un reconocimiento a 40 años de luchar por la integración de Latinoamérica y el Caribe, por la pobreza, por la desigualdad, por la exclusión social. Usted ha sido un vocero calificado en el mundo, particularmente en Europa, Estados Unidos y en los centros de poder. Usted puede exhibir la coherencia de sus actos y conductas que siempre han sido inalterables a sus principios y convicciones. No muchos hombres del mundo pueden exhibir una unión tan fuerte entre pensamiento, acción y coherencia como usted ha manifestado”. Roggero también le agradeció a Miguel Amui, especialista en Integración Regional, ex integrante del INTA y BID, quien fue el enlace para la disertación del contador Enrique Iglesias.

Roggero se refirió a la deuda de gratitud que los argentinos tenemos con Iglesias. “Los argentinos que hemos vivido algunas dificultades en el año 2002 y cuando las puertas se nos cerraban, el Congreso de la Nación Argentina, por pedido de los diputados Daniel Basile, Rafael Pascual, Eduardo Camaño, Oscar Lamberto, el ex ministro de Economía, Remes Lenicov y todos los miembros que trabajaron en aquel momento recurrieron a usted y fue el primer hombre que trabajó, nos ayudó y nos permitió tener un primer crédito para recuperar a la Argentina, en aquel momento tan difícil. Esto habla de sus cualidades morales, personales y su compromiso con la región de América Latina y el Caribe y por supuesto con nuestra Argentina. Los argentinos le rendimos un reconocimiento de gratitud por su generosidad, por su ayuda y colaboración en un momento muy difícil de nuestro país, que gracias al esfuerzo colectivo y de todas las fuerzas colectivas que la conducían, pudimos rescatar a la Argentina de esa difícil situación”.

“Vamos a reflexionar sobre sus pensamientos, sobre sus acciones y sobre sus ideas. Usted mira la historia hacia adelante y no con el espejo retrovisor como lo hacen muchos. Esto nos permite buscar soluciones trabajando para las respuestas que nuestro continente y nuestro país demanda. Valoramos su humildad y con el respeto con el cual lo hace”, finalizó Roggero.

Daniel “Chicho” Basile manifestó el agradecimiento en nombre del Círculo de Legisladores. “Estamos agradecidos por los conceptos vertidos y por siempre haber ayudado a nuestro país. La integración trae aparejadas numerosas ventajas de carácter político y económico. A medida que fortalece la confianza y los vínculos de cooperación entre los países de la región, la integración ayuda a superar antiguas rivalidades. Los procesos de integración han generado mecanismos para la defensa de la democracia”.

Participaron los diputados de la Nación (MC), Ángel Abasto, Oscar Lamberto, Juan Carlos Correa, Domingo Vitali, Ricardo Marcos, Eduardo Mondino, Carlos Brown, José Octavio Bordón. Las diputadas de la Nación (MC); Cristina Guevara, Mabel Müller, Marita Goñi y Fernanda Bendinelli. Las senadoras de la Nación (MC), Liliana Gurdulich. La senadora de la nación, Lucila Crexell. Los actuales diputados, Jorge Taiana y Liliana Schwindt. También, Dorotea López Giral, directora del Instituto de Relaciones Internacional de la Universidad de Chile. Las embajadoras Minerva Lara Batista (Panamá), Ginette Campos Rojas (Costa Rica), Victoria Cedeno, diplomática de la embajada de Estados Unidos. También el embajador de Noruega, Lars Vaagen, Daniel Rognoni, diplomático de la embajada de Uruguay , el ex embajador argentino en Israel, Mariano Caucino, el presidente del BICE, José Ignacio De Mendiguren, el ex director de Banco Mundial, Alieto Guadagni, el economista Mariano Gorodisch y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Además, representantes del arco empresarial, político, sindical, gremial, ministros provinciales, entidades intermedias, ONG, universidades y estudiantes.