El principe Harry y su esposa dejarán la realeza y se pondrán a trabajar

El príncipe Harry de Gran Bretaña, nieto de la reina Isabel II, dijo que él y su esposa estadounidense, Meghan Markle planean dejar sus roles principales como miembros de la familia real británica y trabajar para ser financieramente independientes.

«Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros ‘mayores’ de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina», dijeron los duques de Sussex en un comunicado en publicado en Instagram.

«Ahora planeamos repartir nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, seguiremos honrando nuestro deber con la Reina, la mancomunidad [británica] y nuestros patrocinios. Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa», añadieron.

Sobre el final, manifestaron que esta decisión no les impedirá continuar colaborando con su abuela, su padre -Carlos, príncipe de Gales- y su hermano mayor -William, duque de Cambridge- «y todas las partes relevantes».

Los Sussex se sienten «marginados» de la familia real británica desde hace tiempo y tomaron la decisión de pasar las fiestas en América del Norte y no en los palacios de Buckingham y Sandringham, como acostumbran los Windsor.

Según el tabloide británico The Sun, los duques -que acaban de regresar de Estados Unidos luego de pasar la Navidad con la madre de Meghan- tienen la intención de conversar sobre su futuro con la reina Isabel y con el heredero al trono, el príncipe Carlos, padre de Harry.

La idea de trasladarse a Canadá, aunque sea durante una parte del año, habría nacido tras el cordial recibimiento a la pareja y su hijo Archie en el país norteamericano. Un país que, por otra parte, todavía está vinculado a la corona británica y en el que Meghan vivió en sus tiempos de actriz durante el rodaje de la serie televisiva Suits, en Toronto.

Fuente: La Nación, ANSA y Reuters

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*