El Gobierno denuncia que encontró millones de vacunas vencidas en un frigorífico en Constitución

El ministro de Salud, Ginés González García, denunció hoy el hallazgo de más de 12 millones dosis de vacunas vencidas en un frigorífico del barrio porteño de Constitución, por un costo total de 1400 millones de pesos. Minutos más tarde, a través de un comunicado, el Ministerio aclaró que son 4 millones las vacunas vencidas.

“Son vacunas vencidas que no se habían distribuido a las provincias; nunca estuvieron a disposición de los argentinos. Son más de 12 millones de vacunas antigripales y 600.000 dosis de la vacuna triple”, afirmó esta mañana el titular de la cartera de Salud, que concurrió a ese lugar y exhibió las cajas de las vacunas vencidas.

Luego, el Ministerio aclaró: “Al inicio de la gestión del Ministro de Salud, con el objeto de regularizar la estrategia de prevención primaria a través de las vacunas, Ginés Gonzalez García realizó las gestiones pertinentes para eximir de impuestos y liberar de los depósitos de aduana, más de 12 millones de dosis de vacunas; algunas de las cuales llevaban más de 7 meses en el depósito de frío de la aduana. Al mismo tiempo, se identificaron alrededor de 4 millones de dosis de vacunas vencidas en un depósito de CABA, algunas de las cuales datan del año 2015. Ante esta situación inmediatamentamente se instruyeron las acciones para reactivar la licitación y los trámites necesarios para la destrucción de los insumos vencidos”.

Según publica La Nación, el funcionario había explicado que las vacunas fueron compradas durante la gestión de Mauricio Macri. “Esto demuestra que era un gobierno al que no le importaba la gente”, lanzó González García, quien apuntó -sin mencionarlo- contra su antecesor, Adolfo Rubinstein.

El titular de la cartera sanitaria dijo que las explicaciones las tienen que dar los exfuncionarios del macrismo que “están habitualmente en la televisión explicando lo que hay que hacer, dando consejos” sobre cómo manejar la pandemia de coronavirus.

Además, afirmó que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) evaluará una eventual denuncia judicial contra la gestión anterior. “Es repugnante desde el punto de vista sanitario”, dijo.

Según González García, se enteraron de la existencia de los millones de dosis de vacunas vencidas porque recibieron “una factura del frigorífico” en el Ministerio de Salud. “Está todo constatado”, dijo.

El Ministerio de Salud informó que hallaron dosis de Prevenar 13; Sabin Oral antipoliomielítica; anti cólera y DPT-A, la triple contra la difteria y el tétanos.

“Más de doce millones de dosis de antigripal y 600 mil de la vacuna triple, la cual en 2018 tuvo una bajísima cobertura en la Argentina”, reiteró González García. “A veces, queda un remanente de vacuna, pero nunca que no se distribuyan. No tiene explicación”, agregó.

En tanto, en el comunicado rectificaron: “Estas vacunas se encontraban en un depósito. Dentro del inventario se identificó un embarque completo de 600.000 dosis de triple bacteriana acelular y más de 2.200.000 dosis de vacuna antigripal”.

En enero pasado, el Gobierno anunció que liberaría de la aduana de Ezeiza unas 12 millones de dosis de vacuna contra el sarampión “que estaban vergonzosamente retenidas desde hace meses”.

“Solo un Estado indiferente puede que haber permitido que esto suceda. Además causaron más daño porque hay que abonar el costo de intereses retrasados dentro de los 30 días”, dijo González García, al apuntar contra la gestión de Rubinstein, exsecretario de Salud de la Nación.

La respuesta de Rubinstein

Rubinstein dijo más tarde que está “averiguando los detalles” del caso y advirtió que se trata de una compra realizada durante la gestión de Jorge Lemus, el primer ministro de Salud del gobierno de Mauricio Macri, quien estuvo al frente de la cartera entre diciembre de 2015 y noviembre de 2017.

“Esto fue en el 2015, 2016, hasta mediados del 2017. Es la gestión anterior a la mía. En 2016 hubo una temporada de gripe muy fuerte, donde hubo una altísima demanda de vacunación por lo cual se hizo una compra complementaria más importante. Fue la última gran epidemia de gripe que tuvimos en el país recién asumido el gobierno de Macri”, expresó Rubinstein en declaraciones al canal A24.

“Se compraron muchísimas más dosis. De estas cuatro millones, más de la mitad, son dosis de vacuna antigripal que sobraron porque la vacuna antigripal cambian los antígenos todos los años”, agregó.