fbpx

El Gobierno está trabajando en una serie de medidas económicas para impulsar el consumo y tratar de revertir los resultados de las PASO del último domingo de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre.

Las dos medidas que podrían ser anunciadas este jueves serían un aumento para los jubilados y una suba en la Asignación Universal por Hijo (AUH). En tanto que, en principio, no se pagaría un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), como se especuló en las últimas horas.

La primera medida será un bono de 5000 pesos para jubilados y pensionados que se cobrará en el mes de octubre.

En tanto que la AUH tendría un aumento del 50% en los meses de octubre, noviembre y diciembre, por lo que el pago mínimo subiría hasta los $7879.

En este sentido, el Gobierno tendría descartada la idea del pago de un nuevo IFE, en contra de lo que sectores de La Cámpora habían impulsado en los últimos días. Cabe recordar que el Ingreso Familiar de Emergencia se estableció en 2020 en medio del parate económico por la pandemia y que consistió en 3 pagos de $10.000 a un total de 9 millones de personas durante el año pasado.

Debido a los fuertes problemas fiscales que generaría, una posibilidad que se evaluó en la Casa Rosada fue el pago de este beneficio a las aproximadamente 2 millones de personas que se encuentran totalmente en la informalidad y apartados del sistema. Finalmente esta idea sería descartada.

En el Gobierno coincidieron en que la grave crisis económica es una de las principales razones que llevaron al resultado del último domingo, donde cayó derrotado en 17 provincias. En este sentido, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que “hay que relajar la mirada fiscalista”. “Hay que hacer todo lo posible con instrumentos nacionales y provinciales, el crédito, los diferentes tipos de acompañamiento y asistencia”, aseguró.

Fuente: Radio Mitre