El Autódromo de la Ciudad inaugura su Race Control en la carrera de los 200KM

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, anunció junto al Director del Autódromo de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Feito, y el Director deportivo, Juan Cruz Fernández, acompañados por los pilotos de Renault, Matías Milla y Franco Vivían, la puesta en marcha del Race Control, en el marco del lanzamiento de los 200 km de Buenos Aires del Súper TC2000, que se llevará a cabo los días 9 y 10 de noviembre en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez.

De esta manera, continúan avanzando las obras de puesta en valor del autódromo, que tienen como principal objetivo incrementar los estándares en materia de seguridad deportiva y de manejo responsable.

“Estamos muy contentos, junto a las autoridades y pilotos del Súper TC2000, de estar palpitando la previa de los 200 kilómetros de Buenos Aires, una carrera impresionante que siempre nos hace vibrar a miles de vecinos” expresó Felipe Miguel, y agregó: “también nos llena de entusiasmo como está creciendo el autódromo, porque siguen avanzando las obras y las mejoras tecnológicas y este domingo va a empezar a funcionar acá, por primera vez, el sistema Race Control”.

El Race Control es un centro de monitoreo integral donde se realiza el seguimiento de la prueba y se coordinan los distintos operativos en pista. Esta iniciativa genera un gran salto de calidad a través de la incorporación de tecnología que impacta positivamente en la seguridad deportiva, ya que permite la visualización completa del circuito para una mejor coordinación de los servicios; además, disminuye los tiempos de respuesta ante cualquier incidente y contribuye a agilizar los operativos de emergencia.

Por otra parte, incide directamente en la seguridad del personal abocado a las competencias, ya que ciertas tareas se podrán realizar en forma remota desde el Race Control, en condiciones de seguridad óptimas, minimizando la cantidad de personal en pista expuesto a los riesgos que ello implica.

En Argentina sólo dos Autódromos cuentan con esta tecnología: Termas de Río Hondo en Santiago del Estero y Villicum en San Juan. De esta manera Buenos Aires se suma a los más altos estándares de seguridad en materia de automovilismo.

Las obras incluyeron la instalación de cámaras, domos y la configuración de una sala de control que cuenta con un equipo de grabación de 32 señales que se transmite en pantallas con alta tecnología y capacidad de acercamiento.

Además, e instalaron 32 puntos de captura en todo el circuito, compuestos de 22 cámaras fijas y 10 domos, con tecnología HD y 15 puestos de trabajo en la sala.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*