fbpx

Coronavirus AMBA: Ciudad y Provincia difundirán datos en conjunto

Fue un diagnóstico sanitario, con datos y estadísticas sobre la mesa, y con un enfoque parecido: la curva de contagios y el indicador de expansión del COVID-19 establecen un escenario de “gravedad” sobre la dimensión de la pandemia.

Ginés González García, Fernán Quiros y Daniel Gollán, ministros de Salud de Nación, CABA y provincia de Buenos Aires, compartieron que la situación del coronavirus está en expansión y requiere tomar medidas para frenar la circulación de personas en el transporte público.

Ahí aparece un matiz: la provincia plantea, sin vueltas, que hay que planificar un endurecimiento de la cuarentena y que esa medida se debe tomar pronto. “Lo que hacemos hoy es para evitar un pico de casos en 15 o 20 días”, apuntó un funcionario.

La Ciudad, representada por Quiros, es menos proclive a eso: quiere, primero, reforzar los controles de tránsito para reducir la circulación, pero se resiste a tomar medidas que signifiquen aumentar las restricciones.

¿Runners? Es una discusión simbólica: la provincia protesta y la Ciudad dice que no impacta. En Nación le dan una vuelta: dicen que es gestual porque instala la idea de que se puede flexibilizar.

Hubo, más allá de las diferencias, un mensaje político en la reunión de este lunes: acordaron armar una Sala de Situación compartida entre las tres jurisdicciones que concentre la información sobre el AMBA y para publicar, de manera integrada, lo referido a la región y ya no separados entre Ciudad y provincia.

“Es una zona común, compartida, y lo correcto es abordarla de manera global”, explicó a Clarín un funcionario que participó de la reunión en la cartera de Salud nacional.

Es, además, un gesto: si se difunden datos de AMBA, que abarquen la ciudad y el Gran Buenos Aires, se elimina el factor de las comparaciones entre los dos territorios que terminan siendo, dicen, un elemento de disputa política.

Luego de dos semanas de crecimiento sostenido en la cantidad de casos, con un aumento en el número de víctimas fatales y del nivel de ocupación del sistema de salud, los tres ministros hicieron un “monitoreo conjunto” y, en un mensaje compartido, plantearon la necesidad de tomar medidas para garantizar “el aislamiento social, preventivo y obligatorio y las medidas de higiene”.

“La situación es compleja y estamos en un peligro latente. Hay que reforzar los controles y pedir responsabilidad individual: que solo la gente de actividades esenciales use el transporte público y que se cumplan las medidas de distanciamiento e higiene”, dijo un funcionario nacional a Clarín.

Aparecen, luego, lecturas más finas. Desde CABA apuntan, por caso, que el número de contagios propios se mantiene estable en el orden de los 500 y que también está con el mismo parámetro la ocupación de camas de Terapia Intensiva porteñas, en un 30%.

En la Provincia, la ocupación está en el orden del 43% pero sube al 55% cuando se enfoca exclusivamente en el conurbano. En la ciudad, hay 350 camas exclusivas para COVID de las que están ocupadas 110, detallan en la Ciudad.