fbpx

Congreso: Terminaron de fiscalizar la DAS pero no muestran el informe

Con el cambio de Gobierno a nivel nacional y el arribo al Senado de la Nación de Cristina Fernández, en febrero pasado la vicepresidenta puso la lupa sobre la situación de la obra social de los empleados del Congreso de la Nación que venía siendo muy cuestionada por los afiliados por los desmanejos administrativos, cuentas poco claras y la caída en la calidad del servicio. Ahora la comisión fiscalizadora terminó su labor y deben mostrar los números.

Cristina, a través de su mano derecha la Secretaria Administrativa María Luz Alonso, creó una comisión fiscalizadora para revisar todo lo actuado por la Dirección de Ayuda Social (DAS) lo que puso en guardia al titular del gremio de los empleados legislativos Norberto Di Próspero, cuestionado por el acuerdo con OMINT.

Al frente de esa comisión fiscalizadora, Cristina puso a Liliana Beatriz Korenfeld, exdiputada nacional del kirchnerismo y gerenta de la superintendencia de Servicios de Salud durante la gestión presidencial de CFK. Es decir, una persona de su entera confianza.

En el marco de una revisión total de lo actuado por Gabriela Michetti durante su presidencia en el Senado, Cristina Fernández apuntó con la comisión fiscalizadora de la DAS al accionar de su antecesora y de su mano derecha Helio Rebot, pero también a la participación de Di Próspero.

La misión principal que tenía la comisión era esclarecer lo sucedido con el contrato entre la DAS y la empresa de medicina prepaga OMINT, según informó el portal Agencia Legislativa en varias notas donde informó al respecto a pesar del silencio de los medios parlamentarios del Congreso.

La labor de la comisión fiscalizadora llegó a su fin a principios de septiembre. Según fuentes del Senado consultadas por el portal 4 Semanas y que participaron de las investigaciones, la pesquisa se destrabó cuando Di Próspero entregó documentación faltante, lo que habría evitado la invervención de la DAS con la que amenazaba Cristina.

El 17/9 la comisión elevó varias resoluciones, una de ellas de 35 páginas a la que obtuvo acceso este medio y donde resolvió, entre otras cosas, lo siguiente:

Darle continuidad a la gestión de Beatríz Korenfeld ahora como Gerenta General de la DAS con un salario equivalente al que percibe una secretaria del Senado.

Se crean según el artículo 1ro varias «unidades organizativas», entre ellas una Gerencia General, Jefatura de Gabinete, seis direcciones y dos subdirecciones.

Y se elimina la Dirección de Despacho, se redistribuyen áreas y se crean nuevos cargos, entre otras medidas.

Esos cambios, según la resolución, apuntan a la «racionalidad de la actividad administrativa» de la DAS.

Resta conocer ahora la información sobre la administración de los recursos de la obra social y las contrataciones, a fin de esclarecer responsabilidades que puedan caber al respecto, información que ya debería ser pública, más cuando existe un amparo patrocinado por Poder Ciudadano presentado en la Justicia y que aún no se ha cumplido.