Después haberse aprobado las reformas a la Ley de Alquileres, un informe privado reveló que la oferta de propiedades en alquiler en la ciudad de Buenos Aires se redujo en septiembre pasado un 64,5% respecto al mismo mes del año pasado.

Durante el último mes, la cantidad de departamentos de 1 a 4 ambientes disponibles para alquilar, que se publicaron en buscadores de propiedades, fue de sólo 621 unidades. La cifra actual resulta inferior en un 64,5 % a la existente un año atrás (1.748), según indicó el portal Reporte Inmobiliario. Si bien un año atrás la oferta ya era escasa, la actual resulta prácticamente insignificante para una ciudad con la movilidad y el interés que genera Buenos Aires para residir.

Durante septiembre y en toda la ciudad de Buenos Aires, quien buscaba alquilar o cambiar su actual locación sólo encontraba 196 opciones de monoambientes, 314 de dos, 98 de tres y apenas 13 de cuatro ambientes.

En cuanto a los precios, el informe asegura que aumentaron un 227% interanual en septiembre, muy por encima de la suba inflacionaria registrada en el mismo período; mientras que en lo que va del corriente año se incrementaron 152% promedio.

Los precios de los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires

  • 1 ambiente: $199.500
  • 2 ambientes: $243.750
  • 3 ambientes: $292.500
  • 4 ambientes: $300.000
La Cámara de Diputados aprobó esta semana las reformas a la Ley de Alquileres.

La Cámara de Diputados aprobó esta semana las reformas a la Ley de Alquileres.

QUÉ CAMBIÓ Y QUÉ SE MANTIENE EN LA LEY DE ALQUILERES

La semana pasada la Cámara de Diputados convirtió esta semana en ley, por 128 votos contra 114, el proyecto de reforma de alquileres con los cambios incluidos por el Senado impulsados por el Frente de Todos, con lo cual los contratos entre propietarios e inquilinos se mantendrán por tres años y deberán actualizarse cada seis meses, en lugar de un año como establecía anteriormente.

Con la sanción de este proyecto los contratos se mantienen en tres años, los cuales deberán ser estipulados “en valor único en moneda nacional y por períodos mensuales, sobre el cual podrán realizarse ajustes con periodicidad a intervalos no inferiores a seis meses”.

También, el Senado modificó el mecanismo de actualización del precio de los alquileres y estableció que “los ajustes deberán efectuarse utilizando un coeficiente conformado por la menor variación que surja de comparar el promedio del 0,9 de la variación del coeficiente de variación salarial publicado por el Indec y la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), publicado por el BCRA”.

ADEMÁS: Inflación: cuáles son los cinco alimentos que triplicaron sus precios en 2023

El texto aprobado por el Senado, además, incorporó un último párrafo sobre el artículo 9, en el que determinó que “los ingresos provenientes de locación de hasta dos inmuebles estarán exentos del pago del monotributo”.

También fija que cualquier “publicidad, en cualquier medio o plataforma, que incluya precio de locaciones de inmuebles con destino habitacional debe realizarse en moneda nacional” y elimina la posibilidad de los pagos a inquilinos por adelantado.

En cuanto a los beneficios impositivos los propietarios no pagarán bienes personales sobre los inmuebles que se pongan en alquiler. Tampoco pagarán el impuesto al cheque en las cuentas bancarias destinadas a cobrar esos contratos que se encuentren “debidamente registrados” ante la AFIP. (Diario Popular)