fbpx

Alberto Fernández apuntó esta tarde contra la Corte Suprema como respuesta al fallo que avaló las clases presenciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e invalidó aspectos de un decreto que había dictado el propio Presidente en medio de la segunda ola de coronavirus.

Escoltado por el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, Fernández aseguró: “Voy a seguir cuidando la salud de los argentinos y de las argentinas por más que escriban muchas hojas de sentencias”.

“Yo soy un hombre de derecho, respeto las sentencias judiciales, pero no saben lo que me apena la decrepitud del derecho convertida en sentencia; es el tiempo que me ha tocado y también tenemos que luchar contra eso”, agregó.

Antes del acto, su vice, Cristina Kirchner se había referido al tema en términos mucho más duros al comparar la decisión del máximo tribunal con un golpe a las instituciones.

“Nada de lo que hacemos lo hacemos para complicarle la vida a nadie, lo hacemos para preservar la salud de la gente; contra eso, dicten las sentencias que quieran, vamos a hacer lo que debemos”, dijo Fernández.

Fuente: Infobae